ES IMPORTANTE SABER

martes, 31 de enero de 2012

Reina de Bastos - Cecile Perret


Más de Cécile, acá.








































La Reina de Bastos


La Reina de Bastos es una persona capaz (o la capacidad de una persona) de ser fogosa y pasional pero no descontrolada ni violenta, aunque estas posibilidades estén constantemente cerca.

Es la intuición ciega pero certera, no tanto acerca de lo que se debe hacer en cada momento, como de lo que se debe aceptar y lo que no, de lo que gusta y lo que no, el reconocimiento sobre cada cosa acerca de si es lo que quiere o no, aún no sabiendo o pudiendo expresar lo que quiere.

"Huele parecido" es lo que puede pensar esta persona, o una persona regida o representada por el principio que indica la carta.

Es al mismo tiempo entusiasta y apacible, pero se puede llegar a desbordar.

Sabe administrar su entusiasmo y su placer para que no se agote, pero no lo puede hacer durar más de lo que dura el fuego por sí mismo.

Pero sabe dónde encontrar la próxima hoguera, y, si se comunica bien con las demás reinas, sabe cómo mantener la misma encendida.


La acción de lo femenino es permanecer abierta y receptiva, dispuesta a la fecundación.

La acción de los Bastos se desarrolla en lo instintivo, lujurioso y pasional.

La Reina de Bastos es la fuerza centrípeta que absorbe, convoca, llama, atrae y recibe a todos los fenómenos de fuego: es la sensualidad, las ganas de dejarse estimular por la vida, el deseo de recibir sensaciones intensas del mundo.


En la carta del mazo de referencia, la figura tiene varios elementos emblemáticos, símbolos que dentro del mazo aparecen repetidos como un código.

El primero y evidente es el basto (o bastón) que la reina sostiene en su mano derecha.

Ya dijimos que ese basto representa su propio entusiasmo, libido e instinto. Esto suele ser llamado, también, "la voluntad", por ser el deseo que precede a la sensación, razón y acción.

El hecho de que en otras cartas estas salamandras se arqueen sobre si mismas sin llegar a morderse la cola indica la fugacidad del fuego de los bastos, que no logra regenerarse a si mismo: lo intenso y efímero es una cualidad crucial de los bastos.

Dado que lo centrípeto es particularmente favorable a la conservación para el elemento fuego, los leones son el animal de fuego de la Reina (los leones son una forma de fuego estable, como vimos).


El gato negro erizado, indica la cualidad temperamental propia de todos los bastos, que en esta carta representa la tendencia a que la apertura al estímulo pueda convertirse en irritación por exceso en cualquier segundo.

El límite entre satisfacción y abuso es difícil de mantener para los bastos, y así como la reina convoca permanentemente, puede repentinamente cambiar de signo y rechazar con ferocidad cuando siente que lo que viene no es deseado, o adecuado, o simplemente está temporalmente satisfecha, o el estímulo es del tipo de los que producen violencia.


La facilidad con que un gato pasa del placer de recibir caricias a arañar y morder, su delicada e inestable separación entre el estímulo y carga sensual, erótico y sexual, y la violencia, es el ejemplo perfecto y más fácilmente comprensible para cualquier que haya tenido gato.

El temperamento italiano de películas (por ejemplo la hija de Don Corleone en “El Padrino”) es un ejemplo típico de una reina de bastos con el gato “activado”, e incluso demasiado presente.

Huelga decir que esta característica se manifiesta tanto en hombres como en mujeres.

Otros detalles "en código" son el color amarillo de la vestimenta y el naranja del trono, que indican respectivamente claridad y placidez mental (el amarillo) y sensualidad, pasionalidad y valoración de lo material (el naranja).

El girasol en la mano izquierda simboliza, la fertilidad de la líbido y, nuevamente, la amabilidad que los autores eligen darle en este mazo.


Pueden, entonces, ser palabras clave para la interpretación de la carta: elemento fuego – lo intenso – lo instintivo – receptividad – fuego estable – sensualidad – cambios de humor repentinos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada