ES IMPORTANTE SABER

miércoles, 10 de febrero de 2010

Encarrilamos de vuelta

Nos conocimos con Santi alrededor de 2007, mangueando autógrafos como si no tuviéramos 30 años a nuestros ídolos de la historieta.
Al tiempito me interesé en el tarot y resultó que (merced a manguear autógrafos) me encontraba poseyendo una agenda de artistas plásticos que admiro.
Cuando Tito tiró la idea del Tarot Colectivo, pareció muy natural empezar a convocarlos y, entre las primeras quince personas que llamé en aquel momento, estaba Santi.
Que no me dió bola como durante ocho meses.
Finalmente viene, y ya se empieza a manifestar la dinámica de nuestra relación, donde constantemente me lleva a hacer cosas nuevas. Porque me plantea que está en un grupo grafittero, y si puedo hacerles la lectura como grupo.
Encontré razones suficientes para tratar a un grupo como una entidad, e hice mi primer lectura grupal, para el Emepece.
Me serviría de trampolín para otra reunión donde hice una lectura para diez y seis personas juntas (bastante emocionante, sobre todo porque me salió el marxista materialista dialéctico reformista, en una lectura cuya lección de vida era el despertar a la posibilidad de transformar la realidad en lo práctico, que casi me saco la remera para agitarla subido a un cajón de manzanas, de vuelta), para después volver a aplicar la lectura grupal a otras actividades, nuevamente con Santi.
El muchacho me obliga a abrir caminos, y no puedo decir que no me guste.
Aunque a veces tanto camino nuevo nos desvía del camino original, y terminamos descubriendo Rosario (decir "descubriendo América" queda un poco grande), cuando el plan original era ir al kiosco por un paquete de puchos.

El caso es que en esa misma lectura, eligió como carta para realizar individualmente el Diez de Espadas, y como carta para realizar en conjunto, el Nueve de Copas.
El Nueve de Copas que hiciera con el MPC fué este



















Si hacen click sobre la imagen, van a ver los detalles, como la textura de la persiana.



Mide tres metros, está ubicado en una persiana en Coglan y dió lugar a tooodo lo que fuera y tal vez siga siendo el Proyecto Tarot Buenos Aires, con quienes hicimos ya varias cosas interesantes.
Y de repente, año y medio después de la lectura, con alrededor de ocho o diez murales callejeros hechos, idas, venidas y mucha, mucha movida, cuando me había olvidado de todo... viene Sanx con su Diez de Espadas.
Este.



















La sensación de batalla del original está ausente, pero el estado de opresión que transmite esa rueda de espadas como símbolo del momento, de la noche tan fría que se ve... es perfecta...








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada